La música, un arte socializador, por Erica Benavent

[themecolor]La música, un arte socializador[/themecolor]

Por Erica Benavent Benavent, maestra en educación musical y máster en Resolución de Conflictos en el Aula.

harp-384557_640En la sociedad actual, las habilidades sociales son de vital importancia y suponen una herramienta fundamental en el ámbito educativo.

La educación musical supone un marco idóneo para fomentar e incrementar las habilidades sociales en el aula. Del Prette y Del Prette (2003) definen estas habilidades, como comportamientos que presentamos en nuestra vida y que contribuyen a alcanzar buenos resultados en las relaciones interpersonales.

Disponer de estos recursos en la infancia, ocupa en la actualidad una posición central y de gran valor en la vida cotidiana de los alumnos. Para ellos, estas habilidades deben ser desarrolladas a lo largo de su crecimiento, tanto en el ámbito escolar como en el familiar.

Estos aprendizajes, se convertirán en su seña de identidad ya que mantienen una estrecha relación con el desarrollo cognitivo y social, así como en los procesos de aprendizaje que realizarán a lo largo de su vida. De aquí, se deduce la importancia que tienen las habilidades sociales en el desarrollo integral de las personas.

Desde el ámbito de la educación musical podemos intervenir mediante programas que vinculando la sensibilidad y creatividad propia de esta área, generen oportunidades que fomenten las habilidades sociales, tan determinantes e imprescindibles en el desarrollo de los niños y niñas.

La música se convierte en un vehículo idóneo para el desarrollo integral de los niños y un buen método  para atender a la diversidad del aula y fomentar sus potencialidades.

La música estimula los sentidos, el equilibrio, el desarrollo muscular y fomenta la relación entre el grupo de iguales. Además, actúa como medida de prevención de los conflictos que puedan surgir y ayuda a mejorar el clima del aula. La música es una herramienta muy valiosa y eficaz para mejorar el aprendizaje, controlar la ansiedad, mejorar el estado de ánimo y autoestima y además nos puede ayudar a conseguir diferentes resultados positivos a nivel psicológico, psicomotriz, orgánico o energético.

Con el uso de las canciones y otros componentes de la música, podemos reforzar el desarrollo social de los niños, promover las relaciones entre ellos y conseguir un buen clima en el aula. Está comprobado que la musicoterapia unida a las habilidades sociales es una simbiosis perfecta para fomentar la comunicación y las relaciones sociales entre los iguales.

[themecolor]Programa de habilidades sociales a través de la música[/themecolor]

Como consecuencia de estas afirmaciones, el diseño de un programa de intervención que fomente las habilidades sociales a través de la musicoterapia, es una propuesta idónea para llevar a cabo en el aula con los alumnos del primer curso de Educación Primaria. Deberá partir de un diagnóstico de la situación imperante en el contexto donde deseamos intervenir.

Este diagnóstico nos proporcionará la información necesaria para identificar un punto de partida. En los contenidos que trabajaremos, interrelacionaremos conceptos sobre las habilidades sociales y sobre la musicoterapia.

Para la realización del programa diseñaremos diferentes apartados: justificación, objetivos, contenidos, metodología, actividades, recursos, temporalización y evaluación.

Música

La metodología es comunicativa, activa y participativa, fomentando el trabajo en equipo y una progresiva autonomía de los alumnos, y la propuesta es dinámica y abierta, que se basa en el principio de globalidad, por eso debe ser revisada y adaptada constantemente.

Para llevar a cabo este programa, hemos diseñado diferentes actividades musicales con el fin de fomentar las habilidades sociales. Entre ellas, destacamos las siguientes:

– Interpretar (Interpretación de una batucada)

– Relajar (diferentes técnicas de relajación)

– Aprender (diferentes canciones: canción para el día de la paz, carnaval, la canción de la felicidad)

– Cantar (diversos estilos musicales)

– Escenificar (escenificación de un cuento musical: Sinfonía del reloj, Hayd).

La temporalización del presente programa seria de una hora y media a la semana por la tarde durante 5 meses y se realizaría dentro del área de Educación artística, Música. En estas sesiones se trabajaría de forma global donde los niños interactuarían entre ellos a través de la música, favoreciendo el trabajo cooperativo y así fomentar sus habilidades sociales.

Por último, destacar el derecho que tienen los niños/as a que se les eduque su sentido auditivo, a disfrutar de los sonidos, a saber cuáles son sus raíces musicales, a poder crear, expresarse y comunicarse a través de la música. En definitiva, los niños tienen derecho a la música, y ella nos proporciona grandes beneficios en nuestras vidas.

“Sin música, la vida sería un error”

(Nietzsche, 2002)

Bibliografía:

Del Prette, Z. A. P. y Del Prette, A. (2003). Psicología de las habilidades sociales: terapia y educación. Revista Evaluar, 3.

Nietzsche, F. (2002). El crepúsculo de los ídolos (Vol. 268). Madrid: Edaf.

 

Máster Online en Resolución de Conflictos en el Aula – [themecolor]enseñanza sin distancias[/themecolor]. [themecolor]UN MASTER OFICIAL EN TODO EL ESPACIO EUROPEO DE EDUCACIÓN SUPERIOR. UN MÁSTER CON UN PROFESORADO DEL MAYOR PRESTIGIO[/themecolor].

Conflictos en el Aula. Máster

 

UCV ONLINE- LA UNIVERSIDAD AUDIOVISUAL E INTERACTIVA QUE SIEMPRE VA CONTIGO

The following two tabs change content below.
Isabel Iborra
Doctora en Psicología y profesora de la Universidad Católica de Valencia. Co-directora del Máster de Resolución de Conflictos en el Aula. Autora, entre otras obras, de Maltrato de Personas Mayores en la Familia en España (Centro Reina Sofía para el Estudio de la Violencia: Serie Documentos, nº. 14, 2008)

Leave a Comment

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.