Kiva: un ejemplo a seguir

Kiva: un ejemplo a seguir

Por Esmeralda Llorca, Profesora del Máster en Resolución de Conflictos en el Aula, de la Universidad Católica de Valencia

De un tiempo a esta parte el modelo educativo finlandés es un ejemplo a seguir. Hoy nos centramos en cómo Finlandia afronta el problema de la convivencia en los centros escolares.

escuela finlandesaEn primer lugar, tener en cuenta los factores educativos y culturales que hacen posible  que el alumno finlandés obtenga un elevado éxito académico: la estructura de su sistema educativo, la cultura del país en la que queda inmersa la educación, la formación y valoración de los docentes (como investigadores dentro del propio sistema) y los métodos de trabajo autónomos e inclusivos. Cuando Finlandia habla de educación inclusiva se refiere a que ningún programa se dirige a alumnos superdotados o alumnos de educación diferente, se organizan en grupos heterogéneos e integrados. Podríamos decir que el alto rendimiento académico se debería a una filosofía general que impregna a todo un país que utiliza dentro de su sistema educativo metodologías aplicadas en las actividades cotidianas de los miembros de la comunidad educativa.

Tras varios  estudios realizados desde el 2006 hasta el 2010, se detecta en las escuelas finlandesas un ambiente negativo relacionado con los síntomas del llamado desgaste escolar, tanto entre los alumnos de las escuelas de enseñanza general como en los estudiantes de los institutos de secundaria superior (Salmela-Aro, Kiuru, Pietikäinen y Jokela, 2008). Por ello y a pesar como decíamos al inicio del éxito del sistema educativo finlandés, un determinado número de alumnos tiene problemas en su ámbito emocional y social en la escuela.
Autora del Programa KivaPartiendo de un trabajo pionero realizado por la profesora de psicología Christina Salmivalli en la década de los 90, sobre el acoso como fenómeno grupal, surge el programa KiVa, acrónimo de la expresión finlandesa “Kiusaamista vastaan”(“contra el acoso”).  El programa ha sido desarrollado por la Universidad de Turku en colaboración con el departamento de Psicología y el Centro para la Investigación sobre el Aprendizaje, y financiado por el Ministerio de Educación y Cultura de Finlandia.  El  proyecto  se puso en marcha en 2007 en Finlandia con el objetivo de prevenir y afrontar el acoso en los colegios, se trata de modificar tanto la conducta del acosador como la de aquellos que contemplan el acoso.

El programa Kiva incluye tres versiones adaptadas a diferentes grupos de edad (7-9, 10-12, 13-15). Se plantean dos tipos de acciones: las universales y las indicadas. Las acciones denominadas universales constan de: clases, un videojuego informático contra el acoso y un entorno virtual de aprendizaje. Durante las clases el profesor impartirá diez temas repartidos en 20 horas, durante todo el curso y que incluyen: debates, trabajos en grupo, cortometrajes sobre el acoso y ejercicios de teatro que ayudarán a los alumnos a ser más conscientes del papel que ejerce el grupo de iguales en el acoso escolar, empatizar con la víctima, generar estrategias de apoyo a la víctima, desarrollar habilidades de confrontación  frente al acoso. Se trata de acciones con un carácter preventivo dentro del sistema. Por otro lado, y ya con un carácter de intervención, están las acciones indicadas como aquellas que se llevan a cabo cuando existe un caso grave de acoso escolar. En todos los centro escolares que llevan a cabo este programa hay un equipo de dos o tres profesores responsables del mismo (denominado «el equipo Kiva»), quienes disponen de manuales y formación para la correcta implantación del programa, entrevistan a todos los alumnos que consideren necesario (acosador/es, víctima/s y “espectadores”),  comunican la situación a los padres en el momento que creen conveniente y hacen un seguimiento del caso.

El programa Kiva proporciona a sus centros materiales y formación para profesores, padres y alumnos, y dispone de un sistema de evaluación de los resultados con la finalidad de mejorarlo. Los resultados obtenidos hasta el momento son muy satisfactorios, se aplica en el 90% de las escuelas finlandesas y ya se ha exportado a casi una decena de países, entre ellos Holanda, Reino Unido, Francia, Bélgica, Italia, Estonia, Suecia y Estados Unidos.

El objetivo de este programa es que los alumnos reconozcan las diferentes formas de acoso  y que sean capaces de evitarlas y detenerlas. Es un programa que requiere de la implicación y de la concienciación de toda la comunidad educativa.

Para la Asociación Española para la Prevención del Acoso Escolar, “los elementos que intervienen en el acoso escolar son el acosador, la víctima y los observadores”. Para el  Kiva lo fundamental de este programa, es “influir en los testigos” o los observadores.  En España los protocolos de actuación oficiales se aplican en su mayoría cuando se ha producido el acoso y en muchos casos son lentos y burocráticos.

El programa Kiva supone un cambio de mentalidad, un programa preventivo que da un cambio muy significativo a la forma de enfrentarnos a los conflictos escolares, y a la formación que los docentes recibimos para poder resolverlos.

Imagen destacada: Pixabay

Imagen de la escuela finlandesa: livejournal

 

Máster Online en Resolución de Conflictos en el Aula – enseñanza sin distancias[/themecolor]. [themecolor]UN MASTER OFICIAL EN TODO EL ESPACIO EUROPEO DE EDUCACIÓN SUPERIOR. UN MÁSTER CON UN PROFESORADO DEL MAYOR PRESTIGIO.

Conflictos en el Aula. Máster

 

UCV ONLINE- LA UNIVERSIDAD AUDIOVISUAL E INTERACTIVA QUE SIEMPRE VA CONTIGO

The following two tabs change content below.
Doctora en Psicología y profesora de la Universidad Católica de Valencia. Co-directora del Máster de Resolución de Conflictos en el Aula. Autora, entre otras obras, de Maltrato de Personas Mayores en la Familia en España (Centro Reina Sofía para el Estudio de la Violencia: Serie Documentos, nº. 14, 2008)

Leave a Comment

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.