Emociones y enseñanza de las matemáticas, por Margarita Gutiérrez

Emociones y enseñanza de las matemáticas

Por Margarita Gutiérrez, Profesora del Máster en Resolución de Conflictos en el Aula de la Universidad Católica de Valencia

En una sociedad tecnológica y científica como la nuestra no hay debate sobre la importancia de la Matemática en la vida, y por lo tanto en la formación escolar, pero los datos recientes sobre los informes PISA muestran que, en nuestro país, el rendimiento de los alumnos es bajo. Los recientes datos publicados al respecto constatan los discretos resultados de nuestros estudiantes. El puesto 29 entre los 44 países que han realizado esta prueba y el 23 entre los 28 de los que pertenecen a la OCDE parecen posiciones ampliamente mejorables.

Numerosas investigaciones informan que los alumnos de primaria suelen tener emociones y actitudes positivas hacia las ciencias (Brígido, Caballero, Bermejo, Conde y Mellado, 2009), pero que las actitudes decrecen con la edad, especialmente durante la etapa de secundaria.

¿Qué hace que alumnos muy capaces se pierdan por el camino? ¿En qué momento se produce el quiebro y que aspectos lo desencadenan?

Las respuestas pueden tener una base emocional. Son las actitudes negativas las que acaban por inclinar la balanza hacia unos bajos resultados.

Emociones y enseñanza de las matemáticas: papel del profesorado y armas con las que cuenta

Los miedos y rechazos que genera esta materia en un número considerable de estudiantes, asociado a los bajos resultados en diferentes informes, supone una alarma que invita a un análisis desde una perspectiva diferente.Esta reflexión puede contribuir a la mejora en la comprensión del papelde las emociones y la acción educativa.

Las emociones marcan nuestras actitudes y actividades diarias y son un reflejo de lo que sentimos en cada momento. Históricamente se ha planteado que razón y pasión eran fenómenos enfrentados y que la segunda perjudicaba a la primera. Afortunadamente este planteamiento ha sido abandonado y poco a poco ha ido cobrando importancia la experiencia emocional en los procesos de aprendizaje y toma de decisión.

Los factores cognitivos han sido continuamente analizados en la didáctica de las ciencias, y son elementos ampliamente estudiados en relación con los diferentes tipos de aprendizaje. Pero parece que las emociones, lo que tiene relación con lo afectivo, social y subjetivo, son considerados menos científicos; y aunque se reconoce el valor que tienen en el ámbito educativo, no se ha aproximado al mundo de las matemáticas. ¿Es el momento de relacionar emociones y enseñanza de las matemáticas?

Emociones y enseñanza de las matemáticasSe podría pensar que la matemática, definida como una ciencia relacionada con la inteligencia racional, no tiene nada que ver con el mundo de las emociones o de la llamada inteligencia emocional. Parte del alumnado percibe que para un desarrollo adecuado de las matemáticas se necesita tener una capacidades innatas que son independientes del esfuerzo que se realice, a modo de calculadora de respuesta rápida. Nada más lejos de la realidad.

Los aspectos afectivos de los profesores y sus actitudes en los procesos de enseñanza aprendizaje de las matemáticas tienen una influencia significativa en los alumnos. Las metodologías que se usan en el aula, generan emociones diversas que condicionan la imagen que tienen los alumnos de las matemáticas y por lo tanto influyen en el desarrollo de sus actitudes (Gomez-Chacon,2010).

El papel del profesor en este tema es fundamental. Los cambios en la enseñanza de las matemáticas no pueden ocurrir sin que las creencias de los profesores y sus metodologías y recursos didácticos cambien.

A continuación se ofrecen unas pautas que pueden ayudar a considerar el campo de las emociones en la prácticas educativa de esta disciplina:

  1. La motivación es el primer recurso pedagógico. De esta manera, el docente que consigue mantener en estado de alerta a sus alumnos –atentos a aprender, a asumir un desafío, a plantear un problema…- suele alcanzar los objetivos propuestos. Así pues, los éxitos y los fracasos dependen, en gran medida de la labor motivacional que ejerce el propio docente (Bernardo y Basterretche, 1993)
  1. Para cambiar las actitudes hacia las matemáticas es importante que el profesor se aproxime al alumno teniendo en cuenta estas tres dimensiones: las creencias de los alumnos, los sentimientos hacia la asignatura y las conductas en clase. El profesor debe valorar las creencias de los alumnos a través de las verbalizaciones que los mismos hacen sobre sus expectativas para aprender, teniendo en consideración además la influencia que estas expectativas tienen a nivel emocional. Las expectativas de fracaso, por ejemplo, influyen en los afectos del alumno, determinando el rechazo y no agrado hacia las matemáticas. Además de influir en la tendencia hacia cierto tipo de comportamiento, basado en una reacción emocional.
  1. Respecto a la dimensión afectiva en el aula, el profesor debe tener en cuenta también la cultura y los procesos sociales que intervienen en la configuración de los afectos en los alumnos. El sistema social de las personas, sus interacciones y grupos de referencia influyen directamente en las emociones.
  1. El profesor debe ser consciente de que es el que integra expectativas y habilidades que tienen su efecto en las creencias y actitudes de sus alumnos. La educación matemática está influida por personas, que introducen a los alumnos en la cultura matemática.
  1. La gestión de la actividad emocional por parte de un alumno es fundamental para la autorregulación de los procesos de aprendizaje. Trabajar en el aula aspectos relacionados con el conocimiento propio de las emociones, la regulación emocional y los aspectos cognitivos de las emociones suponen una estrategia fundamental para favorecer el aprendizaje de las matemáticas a través de las emociones positivas.
  2. La apertura del profesor influye en un aprendizaje más significativo. El entusiasmo en la enseñanza de las matemáticas es un aspecto esencial que debe ir ligado al aprendizaje. Y es importante que esta pasión sea explicita. De acuerdo con Alsina (2006) la matemática rigurosa se enseña con la mente, la matemática hermosa se enseña con el corazón.

ayudaEstas líneas reivindican la necesidad de una formación específica a los futuros docentes en educación emocional. La profesión docente conlleva una responsabilidad con la educación integral del alumno, en su desarrollo psicológico completo, que incluye no solo las competencias, habilidades y destrezas de los contenidos más disciplinares, sino también lo que se refiere a su desarrollo personal. Los niños y adolescentes se encuentran en un proceso de crecimiento que forjara las bases del adulto en que se convertirán. Debemos ser conscientes de la dimensión personal del alumno, que va más allá de la adquisición de conocimiento.

Emociones y enseñanza de las mátemáticas es un línea innovadora, que vale la pena seguir investigando.

Bibliografía

Alsina, C. (2006). La matemática hermosa se enseña con el corazón. Bilbao: Departamento de Educación del Gobierno Vasco. Disponible en: http://www.hezkuntza.ejgv.euskadi.eus/r43-573/es/contenidos/informacion/dia6_sigma/es_sigma/adjuntos/sigma_29/13_matem_hermosa.pdf

Bernardo J. & Basterreche, J. (1998). Técnicas y recursos para motivar a los alumnos. Madrid: RIALP

Brígido, M., Caballero, A., Conde, C., Mellado, V., & Bermejo, M. L. (2009b). Las emociones en ciencias de estudiantes de Maestro de Primaria en prácticas. Campo Abierto, 28(2), 153-177.

Gomez-ChaconI. Mª (2010). Tendencias actuales en investigación en matemáticas y afecto. En M.M. Moreno, A. Estrada, J. Carillo y T.A. Sierra (Eds.), Investigación en Educación Matemática XIV (pp.121-140). Lleida: SEIEM

 

 Imágenes: Pixabay

Máster Online en Resolución de Conflictos en el Aula – enseñanza sin distancias[/themecolor]. [themecolor]UN MASTER OFICIAL EN TODO EL ESPACIO EUROPEO DE EDUCACIÓN SUPERIOR. UN MÁSTER CON UN PROFESORADO DEL MAYOR PRESTIGIO.

Conflictos en el Aula. Máster

 

UCV ONLINE- LA UNIVERSIDAD AUDIOVISUAL E INTERACTIVA QUE SIEMPRE VA CONTIGO

The following two tabs change content below.
Doctora en Psicología y profesora de la Universidad Católica de Valencia. Co-directora del Máster de Resolución de Conflictos en el Aula. Autora, entre otras obras, de Maltrato de Personas Mayores en la Familia en España (Centro Reina Sofía para el Estudio de la Violencia: Serie Documentos, nº. 14, 2008)

Leave a Comment

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.