El maltrato entre iguales: La superación de la adversidad, por Isabel Valadez

El maltrato entre iguales: La superación de la adversidad

Por Isabel Valadez Figueroa, Doctora en Ciencias Socio Médicas y Profesora de la Universidad de Guadalajara, México

Desde una perspectiva de salud pública la violencia escolar como fenómeno complejo de naturaleza psicosocial constituye un problema importante, puesto que afecta a grandes grupos de población vulnerable como son los niños y adolescentes. Colocándolos en situación de riesgo social, debido a que la escuela como un contexto cultural privilegiado para el aprendizaje de vida, no puede reunir todas aquellas circunstancias sociales para su correcto desarrollo. Hablamos de un fenómeno específico de la violencia escolar que afecta a las escuelas de todo el mundo dado que no entiende de fronteras físicas ni políticas. El maltrato entre iguales está en las escuelas y se presenta en varias formas, al parecer ha dejado de ser una serie de incidentes espectaculares, más bien es una realidad multiforme, diversa, cambiante, silenciosa, presente en las interacciones que se dan entre los alumnos (Valadez, Barragán, González, Fausto y Montes 2008). Con serias implicaciones para toda la población escolar particularmente a los involucrados como víctimas, ya que se traduce en el incremento de problemas de salud física mental y de integración social (Valadez, Amezcua, González, Montes y Vargas, 2011), que consecuentemente afectan su aprendizaje y su desarrollo posterior y por ende introduce riesgos potenciales que amenazan los objetivos de la educación escolar.

Sin embargo no todos los adolescentes se ven afectados de la misma manera por la experiencia de victimización (Acevedo y Mondragón, 2005), sino que por el contrario, logran superar la situación y hasta surgen fortalecidos de ella, existiendo diferencias individuales entre unos y otros que provienen del mismo medio. En la búsqueda inicial lo primero que aparece en respuesta a ello es el concepto de resiliencia, entendida como un concepto evolutivo y de salud atendiendo a procesos interactivos, como resultado de la combinación y/o interacción entre los atributos del individuo (internos) y su ambiente familiar, social, escolar y cultural (externos) que lo posibilitan para superar el riesgo y la adversidad de forma constructiva (González, 2011).

Basado en lo anterior, se considera relevante y necesario conocer el cómo los adolescentes resilientes víctimas de maltrato entre iguales enfrentaron las situaciones adversas desde su contexto comunicacional y su realidad cotidiana, y de manera particular cuales fueron los factores protectores internos y externos que la condicionaron, referidos tanto a los rasgos individuales como también a las características sociales y a factores derivados de la interacción constante entre ellos y su entorno (Rutter, 1979 y 1992).

Los hallazgos obtenidos de relatos autobiográficos de seis informantes evidenciaron experiencia de victimización en los años que cursaron la primaria y secundaria, o solo en secundaria y en uno de ellos esta victimización se prolongó hasta la enseñanza preparatoria, dentro de las razones atribuidas a ello se destaca: la pertenencia a un estrato socioeconómico bajo, relativos al género, características físicas ( estatura, color de piel, marcas de nacimiento ) por sus formas de interrelación con los otros (manera de hablar, introversión) y por su rendimiento académico.

Cuatro de los jóvenes informantes provienen de una familia poco afectiva, caracterizada por problemas de relación y comunicación, donde no existe un adecuado soporte emocional, ya sea del padre, la madre o ambos, por diferentes motivos (carencias, abusos, ineficacia parenteral, sobreprotección, descalificación, distancia y exigencia). Uno de ellos convivió con un padre alcohólico con trabajo inestable y cambiante, una más vivió el abandono de su padre.

Los factores protectores identificados en este grupo de estudio fueron: los recursos individuales, los recursos circundantes y la generación de alternativas de equilibrio (Cuadro No. 1).

 Cuadro art. Valadez

Aunque entraron en juego una diversidad de factores protectores, entre los más señalados a nivel individual estuvieron los cognitivos, importantemente la reflexión, el concepto de sí mismo y la autoaceptación. Entre los recursos circundantes la presencia de apoyo y afecto, fue también la más mencionada, misma que se expresó a través de la presencia de adultos accesibles, responsables y atentos a las necesidades de los jóvenes, los cuales fueron familiares, docentes u otras personas que mostraron empatía, capacidad de escucha y actitud cálida, estimulando a los jóvenes sentimientos de seguridad y confianza en sí mismos (Bernard, 1991). Estos jóvenes contaron con un personaje clave en su vida (mamá, abuela, tío (a), hermana, hermanos, maestros), capaz de darles la estabilidad que necesitaban y de compensar todo lo que funcionaba mal en su microsistema familiar, personaje que les dio anclaje y la confianza en sí mismos, que los motivó y sobre todo que les mostró cariño y aceptación. El apoyo y la comunicación establecida, tuvo un efecto modulador del estrés, su presencia y su percepción contribuyó a identificar recursos personales y ofreció retroalimentación sobre sus conductas (Cava, Musitu y Murgui, 2006). Como una parte importante de la resolución de los problemas posterior a procesos de reflexión, algunos de ellos generaron alternativas tendientes a recuperar el equilibrio, unos con el apoyo de un adulto significativo, o por una toma de decisión individual, estableciendo vínculos afectivos externos al integrarse a grupos, o cambiando su posición en relación a los otros, particularmente cuando una joven fue obligada a hacer la tarea de las agresoras, cambia su posición cuando decide vender las tareas. Con respecto a la escuela destaca el protagonismo positivo a través de la participación en eventos escolares y extracurriculares.

En la mayor parte de los relatos, los jóvenes aluden a emociones para describir, definir o relatar situaciones, resaltando los aspectos netamente humanos relacionados a situaciones que les resultaron difíciles, que provocaron tristeza y riesgo. En algunos casos, los adolescentes manifestaron que las situaciones percibidas como adversas, se desarrollaron simultáneamente en sus hogares, sin embargo no fue posible aclarar específicamente, si ellos consideran como una coincidencia la presentación de diversas situaciones a la vez o si logran percibir cierta relación de causalidad entre ellas.

Para este grupo de jóvenes encontramos que los factores protectores fueron aprendidos, desarrollados y reforzados, incluso en algunos de ellos transformados tras una experiencia. Esto cobra importancia ya que los factores protectores son características que pueden ser identificables en un individuo, familia, grupo o comunidad, a fin de promoverlos y desarrollarlos en cada etapa vital, tomando en consideración las condiciones particulares de cada sujeto y su entorno, y por lo tanto reducir la vulnerabilidad general o específica.

Cabe aclarar que la resiliencia tiene dos componentes importantes, la resistencia a la destrucción y la capacidad para reconstruir sobre circunstancias o factores adversos. Los jóvenes del estudio resistieron protegiendo la propia integridad bajo presión y fueron más allá, forjando un comportamiento vital positivo pese a las circunstancias difíciles (Vanistendael, 1994).

Bibliografía:

Acevedo, V. E., & Mondragón Ochoa, H. (2005). Resiliencia y Escuela. Pensamiento Psicológico, 1(5), 21-35.

Bernard, B. (1991). Fostering Resiliency in Kids: Protective Factors in the Family, School and Community. Portland, OR: Northwest Regional Educational Laboratory, Western Regional Center for Drug-Free Schools and Communities, Far West Laboratory.

Cava, M., Musitu, G., & Murgui, S. (2006). Familia y violencia escolar: El rol mediador de la autoestima y la actitud hacia la autoridad institucional. Psicothema, 18(3), 367-373.

González, A. (2011). Resiliencia y Personalidad en niños y adolescentes. Cómo desarrollarse en tiempos de crisis. México: Universidad Autónoma del Estado de México.

Rutter, M. (1979). Protective factors in children’s responses to stress and disadvantage. In M. Kent & E. Rolf E (Eds.), Primary prevention of psychopathology: Social Competence in children (pp. 49-74). New Hampshire: University Press of New England.

Rutter, M. y Rutter, M. (1992). Developing Mind: Challenge and continuity across the life span. Londres: Peguin Books.

Valadez, I., Amezcua, R., González, N., Montes, R., & Vargas, V. (2011). Maltrato entre iguales e intento suicida en adolescentes escolarizados. Revista Latinoamericana  de Ciencias Sociales, Niñez y Juventud, 9(2), 783 – 796.

Valadez Figueroa, I., Barragán Ledesma, LE., González Gallegos, N., Fausto Guerra, J. & Montes Barajas, R. (2008). Violencia escolar: Maltrato entre iguales en escuelas secundarias de la Zona Metropolitana de Guadalajara. México: Universidad de Guadalajara.

Vanistendael, S. (1994). Cómo crecer superando los percances. Resiliencia: Capitalizar las fuerzas del individuo. Ginebra:Cuadernos del BICE.

La autora de este artículo

10917128_1582746388624441_7863970060804051812_nIsabel Valadez tiene una Licenciatura en Medicina y Trabajo Social, Maestría en Educación para la Salud y Doctorado en Ciencias Sociomédicas. Es Profesora Investigadora del Centro Universitario de Ciencias de la Salud, Adscrito al Departamento de Salud Pública de  la Universidad de Guadalajara, Jalisco, México. Sus principales líneas de Investigación son los procesos educativos en salud y campos temáticos de violencia: interrelacional y autoinflingida en adolescentes.

Imágenes: Pixabay

 

Máster Online en Resolución de Conflictos en el Aula – enseñanza sin distancias[/themecolor]. [themecolor]UN MASTER OFICIAL EN TODO EL ESPACIO EUROPEO DE EDUCACIÓN SUPERIOR. UN MÁSTER CON UN PROFESORADO DEL MAYOR PRESTIGIO.

Conflictos en el Aula. Máster

 

UCV ONLINE- LA UNIVERSIDAD AUDIOVISUAL E INTERACTIVA QUE SIEMPRE VA CONTIGO

The following two tabs change content below.
Isabel Iborra
Doctora en Psicología y profesora de la Universidad Católica de Valencia. Co-directora del Máster de Resolución de Conflictos en el Aula. Autora, entre otras obras, de Maltrato de Personas Mayores en la Familia en España (Centro Reina Sofía para el Estudio de la Violencia: Serie Documentos, nº. 14, 2008)

Leave a Comment

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.