Diálogo estratégico, una reflexión, por Gloria Cava.

 

[themecolor]Giorgio Nardone y Alessandro Salvini (2011): El dialogo estratégico: comunicar persuadiendo: tecnicas para conseguir el cambio, Barcelona, Herder.[/themecolor]

Diálogo Estratégico

Diálogo Estratégico

Los autores:

Giorgio Nardone es

  • Psicólogo y docente de Técnica de Psicoterapia Breve en la Universidad de Siena;
  • Co-fundador  (con P. Watzlawick) y director del Centro de Terapia Estratégica de Arezzo;
  • Exponente destacado de la llamada Escuela de Palo Alto;
  • Ha aplicado modelos de Terapia Estratégica específicos para formas particulares de patologías (en especial, trastornos fóbico-obsesivos y trastornos alimentarios).
  • Autor de numerosos libros entre los que destacan Modelos de familia (2003), La intervención estratégica en los contextos educativos (2004),  El arte de la estratagema (2004), Terapia Breve: filosofía y arte (2012).

Alessandro Salvini es

  • Profesor de psicología clínica en la Facultad de Psicología de la Universitá degli Studi di Padova.
  • Especialista en procesos disociativos de la personalidad.

§ 1. Sobre la terapia estratégica

La terapia estratégica, obra principal de la llamada “escuela de Arezzo”, vertebrada en torno a Giorgio Nardone, más que basarse en una teoría de la naturaleza humana para  analizar  el comportamiento, se ocupa del modo en el que el ser humano percibe y gestiona (construye) la realidad propia a través de la comunicación que cada cual establece consigo mismo, con los otros y con el mundo.

Cada cual, pues, construye su mundo desde un punto de vista particular. Estas ideas recuerdan de cerca el denominado “perspectivismo”, que hunde sus raíces en Nietzsche y que cuenta con Ortega y Gasset como uno de sus más eximios representantes. En distintos lugares, Nardone subraya esas dependencias teóricas respecto de Ortega. Recuérdese que para este filósofo español “yo soy yo y mi circunstancia”, entendiendo por circunstancia el entorno (el medio o mundo) que cada cual se construye desde su propia perspectiva. Esa construcción, se dirá desde la terapia estratégica, es clave y se realiza, como ya he dicho, desde la comunicación que cada cual establece consigo mismo y con los demás.

En esa comunicación surgen problemas y, para afrontarlos, los afectados ensayan soluciones. A esos ensayos Nardone los denomina “soluciones intentadas” (quizá hubiera sido mejor emplear en castellano la expresión “intentos de solución”). Algunas de esas soluciones intentadas complican más las cosas en lugar de resolverlas y, en lugar de cambiar de práctica y ensayar otras soluciones, lo habitual es que las personas afectadas aumenten la dosis del intento de solución que han llevado a la práctica. Así hasta que estas soluciones intentadas se vuelven rígidas y disfuncionales. En esas circunstancias el problema se mantiene y crece por los intentos que se hacen de solucionarlo. Es el paciente el que, en definitiva, está construyendo el problema que le afecta.

§ 2. ¿Qué puede hacer un terapeuta ante esta situación?

A la luz de lo dicho, parece obvio que lo que podría hacer el terapeuta es tratar de cambiar la situación variando el punto de vista desde el que el paciente está construyendo su problema. De ese modo, se abandonarán soluciones intentadas disfuncionales y se pondrán en práctica soluciones eficientes para los problemas de que se trate.

Una herramienta para ayudar a cambiar –la herramienta más sofisticada desarrollada hasta el momento por la Escuela de Arezzo– es el denominado “Diálogo Estratégico”.

La característica principal del Diálogo Estratégico es que su primera sesión deja de ser (como habitualmente sucede en otros modelos terapéuticos) diagnóstica y preliminar para la intervención y pasa a ser una verdadera estratagema terapéutica: a través de preguntas cerradas y paráfrasis estratégicas, el diálogo estratégico forma una especie de embudo que se estrecha y que guía a conocer el problema en su funcionamiento y a cambiar su percepción.

a)        Preguntas cerradas

Las preguntas del diálogo estratégico, ya en su primera sesión, no son del tipo “cuando usted tiene un ataque de pánico, ¿qué siente?”. Es decir, no son abiertas.

Las preguntas del diálogo estratégico son cerradas y reducen a la mitad las posibilidades de incertidumbre. Son, en definitiva, preguntas del tipo “cuando usted tiene un ataque de pánico, ¿tiene miedo de perder el control o tiene miedo de morir?”.

 b)        Paráfrasis estratégicas

En el diálogo estratégico, las paráfrasis son resúmenes de las respuestas dadas hasta ese momento por el paciente. Se trata de resumir para formular una definición del problema que verifique la correcta comprensión por parte del terapeuta.No se propone ninguna valoración ni interpretación. Más bien, el terapeuta de forma humilde solicita una verificación del propio proceso de comprensión del funcionamiento del problema. Por ejemplo: “Corríjame si me equivoco. Ateniéndonos a lo que usted ha dicho, parece que…”.

De este modo, se  hace sentir al paciente que es él quien guía el proceso de diálogo, de descubrimiento. Es ésta una idea de Erickson que impregna la terapia estratégica y, en particular, el diálogo estratégico. De este modo, el paciente no se sentirá descalificado, sino gratificado y su posible resistencia al cambio desaparecerá (o, al menos, se reducirá). El paciente, en definitiva,  no está frente al profesional que le dice: “Haga esto, esto otro y aquello” y  tampoco, frente a alguien que sentencie: “Es usted un enfermo de…”. Más bien, se sentirá comprendido y emocionalmente fortalecido y reconocido.

A través del diálogo estratégico, se construye así una  relación positiva que amplía la colaboración y la expectativa del paciente respecto de la terapia. En el marco de esta relación, el paciente empieza a tener un  conocimiento no de las causas del problema, sino de cómo gestiona y cómo funciona el problema.

Quizá pueda serles de utilidad el siguiente video, en el que Giorgio Nardone pone en práctica el Diálogo Estratégico:

[youtube_video] Xq_IP2aN0B4 [/youtube_video]

Autora de esta entrada:

Gloria Cava Lázaro, profesora del Máster Universitario en Resolución de Conflictos en el Aula, doctora en Psicología y Máster en Terapia Estratégica.

Máster Online en Resolución de Conflictos en el Aula – [themecolor]enseñanza sin distancias[/themecolor]

Conflictos en el Aula. Máster

Máster Universitario en Resolución de Conflictos en el Aula

+Información sobre las docencia online, audiovisual e interactiva, de la UCV “San Vicente Mártir

The following two tabs change content below.
Gloria Cava
Gloria Cava es doctora en psicología y máster en psicología clínica,en terapia familiar y en terapia breve estratégica. Es psicóloga especialista en Psicoterapia por la Federación Europea de Asociaciones de Pscólogos (EFPA/COP). Ha sido psicóloga adjunta de la Unidad de Trastornos de la Conducta Alimentaria del Hospital Universitario la Fe (Valencia) entre 1999 y 2011 [véase: http://www.gloriacavapsicologa.com]

Leave a Comment

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.