Análisis e intervención en un caso de TDAH en Educación Primaria, por Juan Carlos Talón

[themecolor]Análisis e intervención en un caso de TDAH en Educación Primaria[/themecolor],

por Juan Carlos Talón, Orientador Educativo, Licenciado en Psicología y Máster en Resolución de Conflictos en el Aula (UCV)

En un mundo cada día más cambiante, los profesionales de la educación se enfrentan a nuevos retos. Entre ellos está la capacidad como docentes de ofrecer una adecuada atención a la diversidad del alumnado. Gracias a los avances producidos en materia de inclusión educativa, en las aulas se encuentran nuevas dificultades a las que deben saber dar respuesta. Este hecho es una oportunidad para crecer como profesionales, creando nuevas herramientas, desarrollando nuevas estrategias de búsqueda de información e indagando diferentes posibilidades metodológicas para dar luz al problema.

El objetivo general que se pretende alcanzar con este artículo es estudiar de forma exhaustiva y en profundidad el caso de un niño con TDAH, utilizando diversas fuentes de recogida de información para tener un análisis completo del mismo y poder  plantear una intervención adecuada.

El caso que se analiza es el de un niño de nueve años y seis meses de edad que está escolarizado en cuarto curso de educación primaria. El niño, que tiene un diagnóstico de TDAH, se ha incorporado este año al centro escolar (previamente había estado escolarizado en el centro en la etapa de infantil durante un curso escolar)  y se le está realizando la evaluación psicopedagógica pertinente para planificarle una intervención. Para realizar un análisis detallado del caso se ha recurrido a las siguientes fuentes:

  • Los padres: Se trata de unos padres jóvenes que adoptaron al niño cuando tenía 6 años.
  • El equipo docente: Se ha contado con la colaboración de los docentes que están atendiendo o han atendido en algún momento al niño. A las entrevistas asistieron la tutora del curso actual, la tutora de infantil, la maestra de pedagogía terapéutica, los especialistas de música y educación física y el orientador que atiende el centro educativo.
  • Informes: Informes médicos, neuropsicológicos y de la Conselleria de Bienestar Social.
  • Compañeros: También se ha trabajado con información aportada por los compañeros del niño. La clase donde está escolarizado cuenta con un total de 14 alumnos, 8 son chicos y 6 chicas.
  • El sujeto evaluado: Se ha tenido en cuenta la información aportada por el menor.

Para el análisis del caso se ha utilizado la metodología típica de estudio de casos. Este método posee fases o etapas que sirven como guía para recoger, clasificar, organizar y sintetizar toda la información obtenida así como para interpretarla y determinar las acciones que se llevarán a cabo en la intervención. Para la recopilación detallada de datos se han utilizado las herramientas que se describen a continuación:

  • Entrevistas: Se utilizaron entrevistas semi-estructuradas, donde sólo estaban definidas las áreas globales a abordar.
  • Análisis de documentos: En este caso ha consistido en el análisis de los diferentes informes que aportaron tanto la familia como el centro educativo. La tarea principal fue la extracción de la información más relevante para la valoración del caso.
  • Cuestionarios: Administrados en este caso a padres, compañeros y al niño.Analizando los documentos aportados se pudo constatar que el niño había vivido situaciones de desprotección infantil antes de producirse el proceso de adopción y que a causa de esto presentaba serios problemas de salud (problemas de crecimiento, digestivos, respiratorios) y una deficiencia visual con mal pronóstico. A nivel académico, a pesar de tener una buena capacidad intelectual, también mostraba dificultades en la adquisición de la lectoescritura y la comunicación.Una vez estudiada toda la información, se diseñó una respuesta educativa que intentaba impregnar a todos los niveles del sistema educativo. Es decir, se elaboró una propuesta de intervención que no se centraría única y exclusivamente en el alumno, sino que también el centro, el aula, los profesores, los compañeros y la familia serian objetivo de la misma.

Una vez recabada y analizada toda la información se llegó a las siguientes conclusiones. Tanto los padres como el quipo docente coinciden en que el niño presenta de forma significativa sintomatología propia del TDAH. A nivel social está bien adaptado al grupo aunque sus compañeros empiezan a mostrar rechazo debido a las conductas tan perturbadoras que presenta (pega, insulta, no es capaz de seguir las reglas de un juego…). Al mismo tiempo, el niño tiene una visión muy negativa de las relaciones que mantiene con su grupo clase. Sin embargo, comentando los resultados con los padres y profesores, nos informaron de la tendencia del niño a achacar acciones propias a los otros y a tener un sentido de perjuicio que no corresponde con la realidad. Destacaron también su baja capacidad empática.En primer lugar, la principal intervención que debía hacer el equipo directivo a nivel de centro sería la de garantizar una buena organización de los horarios del mismo. Debido a las características del niño, deberá tener siempre el apoyo de una persona encargada de ayudarle en el trabajo diario. Esto favorecerá la reducción de las interferencias producidas por su déficit visual y su TDAH.

A nivel de  recursos materiales, necesitará una mesa adaptada en forma de atril y una lámpara de luz fría. Esto mejorará la visión de los materiales que se le ofrezcan. Para intentar reducir la desatención y la elevada actividad se sugirió tener en cuenta la ubicación del niño en el aula (primeras filas) y la eliminación de elementos distractores así como dejar espacios de tiempo para que el niño pueda moverse y pueda ir aprendiendo a controlar su actividad motora.

Para que el profesorado pueda abordar estas nuevas situaciones es importante que sea conocedor de cierta información técnica, lo que no se debe hacer, la organización de las clases, la organización del aula, el tipo de  evaluación más adecuada en estos casos… Para ello se propuso una formación del profesorado mediante seminarios, grupos de trabajo y programas formativos acerca del TDAH y el déficit visual. Para ello se podrá contar con asociaciones especializadas en estos temas como puede ser la Fundación ONCE.

Otro aspecto que se trabajó en el diseño de la intervención fue el qué se podía hacer con  los compañeros en el aula. Se diseñó un programa de  actividades para trabajar valores como la autoestima, la amistad, el respeto y la cooperación. Actividades que al mismo tiempo favorecerían el desarrollo de la empatía del niño. En la programación semanal, el tutor/a del aula deberá incluir dos sesiones (40-45 minutos) para trabajar estos aspectos.

A nivel individual debería completarse la evaluación psicopedagógica y posterior informe psicopedagógico, donde quedará reflejada tanto la Adaptación de Acceso al Curriculum oportuna como las orientaciones, horas de atención por parte del especialista de Pedagogía Terapéutica y medidas a seguir. La intervención individual que se aplicará consistirá principalmente en reducir la agitación motora y la impulsividad que muestra en el aula. Para ello se utilizará la técnica de La Tortuga como técnica de relajación y se llevará también a cabo una economía de fichas para controlar y reducir las conductas disruptivas que más se repiten.

Con la familia deberá mantenerse una buena coordinación con el centro educativo para trabajar de forma conjunta. Dentro de poco, el niño entrará en la etapa adolescente y el ambiente familiar puede verse afectado, por ello es recomendable derivar el caso a Servicios Sociales especializados para que trabajen con la familia de forma preventiva.

En lo que respecta a las actuaciones futuras, sería interesante realizar un nuevo estudio de este caso una vez aplicada la intervención propuesta. Esto nos haría saber si las medidas presentadas se han ajustado a la problemática y podrían realizarse propuestas de mejora e incluso generalizar a otros casos similares las actividades que hayan dado buenos resultados.

Referencias bibliográficas

Armas Castro, M. (2010). Prevencion e Intervención ante problemas de conducta. Estrategias para centros educativos y familias. Madrid: Wolters Kluwer España, S.A.

Labrador, F. J. (2008). Técnicas de modificación de conducta. Madrid: Pirámide.

López, E (2003). Educación emocional. Programa para 3-6 años. Barcelona: Praxis-Wolters Kluwer.

Orjales, I. (1999). Déficit de Atención con Hiperactividad. Manual para padres y educadores. Madrid: CEPE.

Orjales, I. y Polaino-Lorente, A. (2001). Programas de intervención cognitivo-conductual para niños con Déficit de Atención con Hiperactividad. Madrid: CEPE.

Renom, A. (2003). Educación emocional. Programa para Educación Primaria (6-12 años). Barcelona: Praxis-Wolters Kluwer.

Vargas Merina, Á. M. (2009). Atención a la diversidad. Innovación y experiencias educativas, 14, 1.

 Fuente de las imágenes: Pixabay

Máster Online en Resolución de Conflictos en el Aula – [themecolor]enseñanza sin distancias[/themecolor]. [themecolor]YA ES OFICIAL EN TODO EL ESPACIO EUROPEO DE EDUCACIÓN SUPERIOR. UN MÁSTER CON UN PROFESORADO DEL MAYOR PRESTIGIO[/themecolor].

Conflictos en el Aula. Máster

+Información sobre las docencia online, audiovisual e interactiva, de la UCV «San Vicente Mártir»

The following two tabs change content below.
Doctora en Psicología y profesora de la Universidad Católica de Valencia. Co-directora del Máster de Resolución de Conflictos en el Aula. Autora, entre otras obras, de Maltrato de Personas Mayores en la Familia en España (Centro Reina Sofía para el Estudio de la Violencia: Serie Documentos, nº. 14, 2008)

Leave a Comment

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.