Alumnos con necesidades de apoyo educativo y conflictos en los centros escolares, por Esmeralda Llorca

[themecolor]Los alumnos con necesidades de apoyo educativo y los conflictos en los centros escolares[/themecolor]

Por Esmeralda Llorca, Profesora del Máster en Resolución de Conflictos en el Aula

Dice la normativa actual que los alumnos con necesidades de apoyo educativo son aquellos que requieren de una atención educativa diferente a la del resto de sus compañeros por: necesidades educativas especiales, altas capacidades intelectuales, dificultades especificas de aprendizajes, incorporación tardía al sistema educativo, condiciones personales o  de historia escolar e incluso por trastorno por déficit de atención e hiperactividad.

Se trata de un perfil de alumnado muy amplio y a su vez muy susceptible de ser, dentro de un centro escolar, un “blanco fácil” y por tanto, en un porcentaje muy amplio, más con el rol de víctima. Se les vincula al perfil de víctima por el simple hecho de ser diferentes, aunque sin dejar de lado el hecho de que también hay un pequeño porcentaje de alumnos que puede convertirse en agresor dentro de los alumnos con necesidad de apoyo educativo, se trata de otro tipo de tipologías que se agravan con patologías psiquiátricas o simplemente trastornos graves de conducta.

Nos centraremos en el papel de víctima por ser aquel que más se da entre este tipo de alumnos. ¿Por qué son más susceptibles de adquirir este rol?

  • necesidades de apoyo educativoPor el simple hecho de ser diferentes.
  • Porqué se da por hecho que no son capaces de comunicar en muchas ocasiones lo que les esta pasando, sirva como ejemplo el caso de los alumnos con trastorno del espectro autista que llevan implícitos los problemas de comunicación.
  • Por baja autoestima
  • Tienen dificultades para defenderse o para huir del conflicto.

El acoso escolar es la consecuencia directa de aspectos tales como la falta de empatía, falta de comunicación, la no aceptación de la diferencia, la violencia social (reflejada en muchos videojuegos), falta de respeto al mundo de los adultos (al profesorado y a los padres) y una inteligencia interpersonal bastante pobre.

Los conflictos más comunes a los que se enfrentan los alumnos con necesidades de apoyo educativo en los centros pueden venir originados por diferentes agentes entre los que encontramos: las familias, los docentes y los propios alumnos.  Con respecto a las familias se trata de analizar por un lado la familia del propio alumno, que en la mayoría de las ocasiones, con muy buena intención, se empeñan en proteger en exceso a sus hijos  y pueden  generar en los mismos inseguridad y falta de autoestima. Por otro lado tenemos a las familias del resto del alumnado o de sus propios compañeros de clase, que pueden tomar diferentes posturas ante las múltiples casuísticas de los alumnos con necesidad de apoyo educativo, desde la aceptación de las mismas y con ello una postura de total comprensión y colaboración, hasta el absoluto rechazo e incluso el pensamiento de que perjudica a sus hijos el tener a estos alumnos en las aulas ordinarias.

Además algunos de estos alumnos cuando llegan a la adolescencia, en los casos de psicopatologías pueden volverse agresivos y pasar el umbral de víctima a verdugo.  La diferencia entre el acosador con alguna patología y el que no la tiene podría basarse en la intencionalidad de la acción.

Muchas de las acciones negativas que se dan en un centro escolar y que suponen  situaciones de conflicto y posible acoso escolar pueden estar vinculadas con el contacto físico (tanto directo como mediante gestos o lenguaje no verbal inadecuado u ofensivo) que pueden suponer el rechazo  con respecto al grupo y por tanto la exclusión escolar y social. En el caso que nos ocupa este tipo de acciones se aplican por uno o varios alumnos hacia otros con dificultad para defenderse. Se trata de alumnos con perfil de victima por cuestiones físicas, psíquicas o por condición social o racial. Dichas acciones negativas pasan hoy en día también por la utilización de las nuevas tecnologías para la realización de las mismas, el poder de dichos actos en las redes sociales supone un gran problema en la sociedad actual, es lo que llamamos “Ciber-bullying”.

Existe un aumento significativo de las denuncias y situaciones de acoso probadas sobre niños con discapacidad. El hecho de que la mayoría de los alumnos con discapacidad hoy se encuentren escolarizados en los centros ordinarios y que dentro de los propios centros  todavía encontremos que se etiqueta y saca a los niños para trabajar de una manera diferente con ellos, y se “señale” las diferencias que plantean con el resto como algo extraordinario, supone en muchas ocasiones y sin que nos demos cuenta de ello la generación del ambiente más propicio para que se genere ese desequilibrio de poder y trato entre los alumnos. Estos alumnos, que presentan necesidades de apoyo educativo, hoy se encuentran en las aulas de los centros ordinarios, y tienen un riesgo importante de convertirse en víctimas por el hecho de no disponer de habilidades físicas o emocionales suficientes para defenderse en dichas situaciones.

Las consecuencias más significativas que observamos en estos alumnos son: absentismo escolar, psicomatizar las cuestiones emocionales como depresión, ansiedad o estrés, falta de atención (que se puede confundir con TDAH), baja autoestima, sentimientos de culpa. Y ya en la adolescencia y junto con los anteriores podemos encontrar abuso de sustancias, falta de auto control e intento de suicidio. Es cierto que cada vez más la frontera entre los alumnos de primaria y secundaria al respecto de estas problemáticas es cada vez más difícil de diferenciar.

Debido a todo ello estos alumnos pueden llegar a obsesionarse con todo lo que pueda ser intimidación y llegar a convertirse en personas violentas tanto en el momento en que están sufriendo como en el futuro.  Pudiendo convertirse en  futuros acosadores. Debemos tener presente que el perfil  del acosador, como decíamos antes también es susceptible de ser un alumno con necesidades de apoyo educativo por  diferentes aspectos como: TDAH, simplemente dificultades de aprendizaje, trastornos de conducta, situaciones sociales o personales de especial dificultad, etc. Comprender y estudiar bien porque un alumno se convierte en acosador o instigador nos llevará a trabajar en la prevención con  los centros.

El papel de los profesionales al respecto es principalmente el de la prevención, formando a los alumnos en los valores inclusivos, la resolución de conflictos y en todos aquellos conceptos relacionados con el acoso, la intimidación, los abusos, etc.  Por otro lado, es fundamental la detección lo más temprana posible para que el daño producido sea el menor y la resolución lo más fácil posible.  Para todo ello la colaboración de la familia en todo el proceso debe empezar por la generación del diálogo en casa que propicie que los alumnos con discapacidad se sientan capaces de contar lo que les sucede en la escuela, sin sentirse avergonzados por ello.

Valores fundamentales como la tolerancia y la solidaridad; principios elementales como la participación y la democracia;  el respeto  hacia conceptos como la igualdad de oportunidades, el respeto al medio ambiente, el valor de la equidad, el respeto a los derechos humanos y con ello la atención a la diversidad dentro de los centros escolares, hacen necesario centrarnos en el concepto de convivencia como nuestro principal objetivo educativo.

Máster Online en Resolución de Conflictos en el Aula – [themecolor]enseñanza sin distancias[/themecolor]. [themecolor]UN MASTER OFICIAL EN TODO EL ESPACIO EUROPEO DE EDUCACIÓN SUPERIOR. UN MÁSTER CON UN PROFESORADO DEL MAYOR PRESTIGIO[/themecolor].

Conflictos en el Aula. Máster

 

UCV ONLINE- LA UNIVERSIDAD AUDIOVISUAL E INTERACTIVA QUE SIEMPRE VA CONTIGO

The following two tabs change content below.
Doctora en Psicología y profesora de la Universidad Católica de Valencia. Co-directora del Máster de Resolución de Conflictos en el Aula. Autora, entre otras obras, de Maltrato de Personas Mayores en la Familia en España (Centro Reina Sofía para el Estudio de la Violencia: Serie Documentos, nº. 14, 2008)

Leave a Comment

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.