Impresión 3D en los centros educativos

Cada vez más en los centros educativos apuestan por una impresión 3D y los informes Horizon anuncian que dicha tecnología se generalizará en las aulas en un plazo máximo de 3/4 años.

La tecnología de impresión 3D consiste en fabricar por adición un objetos tridimensional mediante la superposición de capas. Esta tecnología no es nueva pero su abaratamiento, está haciendo posible su integración en muchos ámbitos y entre ellos, el educativo.

En este proceso, es esencial haber creado un modelo tridimensional, para lo que se utilizan programas como Google SketchUP, 3D doodle pad o tinkercad. Con ellos, los estudiantes pueden crear objetos en la pantalla de su ordenador o tableta para luego verlas convertidas en realidad.

Utilidad en el ámbito educativo

Todos podemos ver los beneficios de la impresión en 3D que se están produciendo en los campos de la Ciencia. Casos como imprimir con células madre partes del corazón de un paciente. Preparar operaciones quirúrgicas complicadas a partir de un modelo impreso o diseñar partes de un coche.

Pero el uso de estas impresoras se puede extender a casi cualquier tema en el currículo. En matemáticas, se han utilizado para ayudar a los estudiantes a visualizar un concepto particularmente difícil o gráfico, con el beneficio adicional de agregar un factor interesante a un tema que normalmente tenía una reputación de “aburrido”.

Lecciones de Historia pueden cobrar vida con réplicas de antiguas herramientas o en Biología, por ejemplo, recrear partes anatómicas de los seres vivos, e incluso fósiles que manipular libremente; en Geografía, es más fácil estudiar con todo detalle mapas topográficos de las áreas deseadas; y en Tecnología o Diseño, el alumno puede crear piezas a escala para fabricar prototipos. También es útil en Dibujo o Artes Plásticas para crear obras, en Física o Química para elaborar prototipos para mostrar conceptos, y en Historia para hacer réplicas de las construcciones o utensilios de civilizaciones pasadas.

“La llegada de la impresión 3D a a las aulas está sirviendo para la mejora de la atención, de la motivación del alumnado, de la resolución de problemas, el fomento de la creatividad y del emprendimiento.”

¿Quién puede usar esta tecnología?

Aunque, las impresoras 3D están más orientadas a los estudiantes más mayores: ellos las podrán utilizar en todas y cada una de las asignaturas como un recurso más en el día a día de sus clases, el alumnado de Primaria puede utilizar los programas más básicos pasando por la creación de objetos sencillos hasta el modelado de objetos más complejos.

“La impresión 3D es el camino de lo virtual a lo real, en el que materializamos ideas y diseños propios y de los compartidos por la comunidad.”

Nuevas asociaciones y posibilidades

Tener una impresora 3D puede beneficiar a otros miembros de la comunidad educativa, así como sólo su escuela. Universidades, asociaciones de padres y madres, escuelas vecinas, etc.. pueden compartir su uso y proyectos con fines sociales.

Los alumnos del Máster en Innovación Tecnológica en Educación han realizado un taller de impresión 3D con el experto de Tecnologías Emergentes: la empresa Colido.

Fdo. Juan García Cortés profesor del Máster en Innovación Tecnológica en Educación

 

 

Fuentes:

 

Leave a Comment

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.